Expeditions blog

De safari por África: datos curiosos sobre los Cinco Grandes de África

Los Cinco Grandes son animales icónicos que todo el mundo espera ver durante un safari, pero ¿los conocemos tan bien como pensamos?
March 5, 2020

Leones, leopardos, elefantes, rinocerontes y búfalos. Los cazadores de trofeos del siglo XIX llamaron a estos animales africanos los “Cinco Grandes” por lo difícil que era vencerlos. Los amantes de los safaris sueñan con fotografiar a estas criaturas extraordinarias en su hábitat natural. En este artículo compartimos contigo algunos datos curiosos sobre estos protagonistas de la sabana africana.

 

De safari con National Geographic Expeditions podrás aprender más sobre estas asombrosas criaturas y descubrir algunas de las iniciativas de la National Geographic Society para protegerlas.

 

Reinas de la selva. Olvídate del rey de la jungla. Los leones son una sociedad matrilineal, donde cada manada está compuesta básicamente por hembras, mientras que los leones machos van y vienen. Las leonas son también las que van de caza, pero una vez regresan con la presa los leones son los que hincan el diente primero.

 

Los herbívoros también son fuertes. Los búfalos pueden llegar a pesar una tonelada, y curiosamente mantienen su voluminosa figura a base de hierba y plantas. Se dice que estos poderosos herbívoros son cuatro veces más fuertes que un buey, y lo suficientemente potentes como para volcar un automóvil.

 

No te metas con el búfalo. ¿Perdonar y olvidar? Nada de eso cuando se trata de los búfalos africanos. Se sabe que algunos búfalos han atacado a personas años después de una ofensa. De hecho, estos animales rencorosos a veces también atacan cachorros de león como “castigo preventivo”. Pero los búfalos no son siempre gruñones: se acurrucan y se miman entre ellos, lo cual es muy poco común entre los rumiantes africanos.

 

¿Parecidos a los humanos? Los rinocerontes parecen prehistóricos, pero son más parecidos a nosotros de lo que cabría esperar. Los cuernos de rinoceronte son altamente codiciados por sus supuestas propiedades medicinales y por su tradición mitológica, pero en realidad están hechos completamente de queratina, la misma proteína del cabello humano y las uñas.

 

Pájaro como mascota. En un safari es común ver aves aprovechando un transporte gratuito sobre los lomos de rinocerontes o búfalos. Pero se trata de una relación mutuamente beneficiosa ya que las aves comen piojos, pulgas y otros parásitos que se adhieren a la piel de los grandes mamíferos.

 

A cotillear. Los rinocerontes blancos se reúnen alrededor de pilas de estiércol para cotillear. Estos montones gigantes de heces pueden medir hasta 20 metros de ancho y ofrecen pistas químicas sobre la edad, el sexo, la salud general y el estado reproductivo de cada rinoceronte que ha dejado su contribución.

 

Comer es un gran placer. Los leopardos prefieren comer con calma. Después de hacer una gran matanza, estos carnívoros tienen la llamativa costumbre de subir sus presas a lo alto de los árboles antes de devorarlas. Los leopardos son los más pequeños de los grandes felinos, pero son más fuertes de lo que parecen y pueden transportar más que su propio peso a lo alto de los árboles, muy por encima de la refriega de otros depredadores.

 

Grande pero rápido. Curiosamente, los elefantes caminan delicadamente de puntillas a pesar que sus patas miden más de 1 metro de circunferencia. A pesar de su gran medida y peso, los elefantes corren más rápido que las personas, llegando a velocidades de hasta 40 kilómetros por hora.

 

Nada de sudor. Las arrugas de un elefante podrían interpretarse como líneas de sabiduría, pero son mucho más que eso. A diferencia de algunos mamíferos, los elefantes no sudan, y sus grietas características retienen el barro y el agua para mantenerlos hidratados y regular su temperatura.

 

Campeón de los pesos pesados. Con un peso de unas siete toneladas, el elefante africano se lleva el premio al animal terrestre vivo más grande del mundo. Para poner en perspectiva su tamaño, un solo diente de elefante puede pesar tanto como una bola de bolos, y solo su cabeza pesa unos 450 kilos, lo que equivale al peso de cuatro pandas gigantes.

 

De safari con National Geographic Expeditions podrás conocer más sobre los Cinco Grandes y ver estas criaturas icónicas de cerca.

Mostrar más
TE DAMOS LA BIENVENIDA AL BLOG DE NATIONAL GEOGRAPHIC EXPEDITIONS

Desde entrevistas con nuestros expertos hasta consejos e inspiración para tus próximos viajes, descubre el mundo desde la perspectiva de National Geographic.