Canadian Rockies National Geographic Expeditions

Expeditions blog

Descubre las Montañas Rocosas canadienses

Glaciares y lagos, cuevas de caliza y picos escarpados, prados alpinos y bosques frondosos: estas son solo algunas de las maravillas del paisaje de las Montañas Rocosas de Canadá.
July 27, 2020

En el corazón de las Rocosas canadienses se encuentra el parque nacional de Banff, que se convirtió en el primer parque nacional del país —y el tercero del mundo— cuando el gobierno protegió un terreno 26 kilómetros cuadrados en 1885. Las Montañas Rocosas cuentan con 3 parques nacionales más: Jasper, Yoho y Kootenay. A continuación, te contamos doce datos sobre este lugar espectacular.

Aguas curativas

El descubrimiento de aguas termales ricas en minerales en la década de 1880 puso el parque nacional de Banff en el mapa. En 1886, la Grand View Villa abrió sus puertas junto a las aguas terapéuticas y se popularizó como balneario. Según la leyenda, su pasamanos se construyó con las muletas de madera pertenecientes a pacientes “curados”.

La casa de té

En 1901, la Canadian Pacific Railway construyó Lake Agnes Tea House, un albergue para senderistas encaramado a 2100 metros en un valle “colgante” sobre el lago Louise. Desde 1905, senderistas y jinetes han tomado té y pan de plátano recién hecho mientras disfrutaban de las vistas panorámicas al lago Agnes. Como no hay carreteras que lleguen hasta allí, los empleados tienen que ir y venir a pie, cargando con los suministros y las bolsas de basura. Una vez al año, un helicóptero trae unos 4500 kilogramos de harina, azúcar, propano y otros productos secos en un total de 20 o 30 viajes a lo largo de un día entero.

Seguridad vial para animales

Alces, borregos cimarrones, uapitíes, osos pardos y otras criaturas grandes y pequeñas se desplazan por el valle Bow a lo largo de la Carretara Transcanadiense, una ruta espectacular y muy transitada que atraviesa el parque de Banff. Los puentes y túneles llenos de vegetación construidos a medida permiten un cruce seguro y se han convertido en el estándar internacional de la seguridad animal en las carreteras.

El deshielo a tres bandas

El glaciar de Columbia Icefield es la acumulación de hielo más grande de Norteamérica y se encuentra entre los parques nacionales de Banff y Jasper. Contiene una de las aguas más frescas del mundo y alimenta a 3 ríos. Así pues, el agua del deshielo de este enorme glaciar desemboca en 3 océanos distintos: Glacial Ártico, Atlántico y Pacífico.

La otra guerra fría

Hacia finales de la Segunda Guerra Mundial, el lago Patricia albergó un proyecto militar supersecreto para construir un barco con madera, celulosa y hielo. Su fin era ayudar a los Aliados a atacar a los submarinos alemanes en el Atlántico. El barco de hielo era apto para navegar, pero el plan se canceló y su prototipo se fundió con el deshielo primaveral.

Una nomenclatura curiosa

El responsable del infame nombre del valle Maligne y el río homónimo que lo surca fue un misionero jesuita belga. El hombre se cayó de su caballo mientras vadeaba las aguas del río, que desemboca en un cañón y un lago con el mismo nombre. El lago Maligne, que es el mayor lago glaciar de las Rocosas y el segundo del mundo, también recibe el nombre de lago Sore Foot (“Pie Dolorido”). Lo bautizó un inspector ferroviario en el siglo XIX tras un viaje extenuante por este terreno salvaje y remoto.

Paisajes de postal

Los planificadores de la localidad de Banff orientaron su calle principal —Banff Avenue— de forma que se alineara a la perfección con la montaña Cascade, la cual cosa ofrece un escenario perfecto para fotografiar.

Un monte conmemorativo

En el parque nacional de Jasper, el monte Edith Cavell conmemora a una enfermera británica que ayudó a los soldados aliados a huir de la Bélgica ocupada por los alemanes durante la Primera Guerra Mundial. La asesinó un pelotón de fusilamiento alemán en 1915; un año después, en su honor, Canadá le puso su nombre a la montaña de Great Crossing, de 3363 metros.

Tonos azules sin igual

Los lagos de la carretera Icefields Parkway son famosos por los tonos —que oscilan del turquesa en el lago Bow al jade en el lago Louise— que crea la luz al chocar con las partículas finas de limo glaciar erosionado suspendidas en el agua. Los colores son más vívidos en julio y agosto, durante el pico del deshielo.

El precio de la belleza

Entre 1969 y 1979, el billete canadiense de 20 dólares tenía en el envés una imagen del lago Moraine de Banff rodeado de las montañas nevadas del valle de los Diez Picos. Hoy en día, los vecinos aún llaman a este lugar espectacular “la vista de los 20 dólares”.

Yacimientos fascinantes

El artrópodo primitivo Opabinia fue una de las 127 especies descubiertas en 1909 en la formación de las lutitas de Burgess, en el parque nacional de Yoho. Con cinco ojos y un apéndice tubular con espinas, los paleontólogos no pudieron evitar reírse de la extraña criatura cuando se publicó su primera reconstrucción.

Animales virales

Osos grizzly, osos negros, uapitíes, borregos cimarrones, alces, caribúes: los grandes mamíferos son uno de los principales atractivos de Banff. En cambio, en 2009 una ardillita se hizo famosa al colarse en la foto de una pareja de turistas. De hecho, causó tal sensación en internet que se convirtió en la mascota del parque nacional y su cuenta de Twitter, @Banff_Squirrel, tiene casi 22.000 seguidores.

Banff, Canadian Rockies

 

Descubre la magia de este rincón del mundo en una expedición con National Geographic. Explora aquí todos nuestros itinerarios por las Rocosas canadienses.

Mostrar más
TE DAMOS LA BIENVENIDA AL BLOG DE NATIONAL GEOGRAPHIC EXPEDITIONS

Desde entrevistas con nuestros expertos hasta consejos e inspiración para tus próximos viajes, descubre el mundo desde la perspectiva de National Geographic.