Siguiendo los pasos del histórico comercio de pieles de Alaska, admirarás la diversidad de los ecosistemas y los paisajes de la zona, verás a su increíble fauna y descubrirás algunos de los pueblos indígenas alaskeños en un crucero de expedición de 15 días con National Geographic.

Viajarás junto a un fotógrafo y un experto de National Geographic, que con presentaciones, workshops y pequeños debates te ayudarán a entender y profundizar en el significado de tu viaje, y te enseñarán a capturar la historia de esta expedición increíble con tu propia cámara o smartphone.

Partiendo de la ciudad de la fiebre del oro de Nome, donde todavía se excavan las playas en busca del preciado metal, viaja a Vancouver haciendo escala en algunas de las regiones más remotas y las islas menos visitadas del mundo. Tu viaje te llevará desde los paisajes salvajes de tundra del norte, por el increíble mar de Bering, hasta las costas montañosas del sudeste, que albergan una mezcla de bosque templado y glaciares gigantescos situados a lo largo de estos fiordos.

Navega al sur por el mar de Bering hacia las islas Pribilof, conocidas como las “Galápagos del Norte”. Utilizaremos las Zodiac® para visitar una comunidad aislada que vive gracias a la abundancia de estas costas. Pasea por acantilados llenos de aves y por playas donde se aparean los lobos marinos.

Las islas Aleutianas marcan la frontera entre el mar de Bering y el Pacífico. Mientras navegamos por la península de Alaska, quizá podamos ver los volcanes que se extienden hasta este archipiélago y definen el paisaje. Estas aguas y sus costas están llenas de vida, sustentada por la abundancia de peces y por los suelos ricos en nutrientes. Después cruzaremos el golfo de Alaska hacia Icy Bay, llamada así por los muchos glaciares que desembocan en este fiordo que ofrece oportunidades fotográficas perfectas.

Mientras navegamos a lo largo del litoral del sudeste de Alaska y la Columbia Británica, estaremos rodeados de paisajes montañosos cubiertos de bosques templados. Estos bosques albergan una gran variedad de fauna y flora, mientras que los canales bajo ellos son unas de las aguas más productivas del planeta. El experto y el fotógrafo de National Geographic te ayudarán a inmortalizar la historia de esta expedición.

Al final de tu viaje, reflexiona con el experto y el fotógrafo de National Geographic sobre las experiencias que habéis compartido en esta travesía y cómo os han influido. En National Geographic creemos que, cuando las personas comprenden el mundo, se preocupan más y se sienten inspiradas a actuar para protegerlo.

Este crucero de expedición se realiza a bordo de L’Austral, parte de la flota Sisterships de PONANT.

Puntos destacados del viaje

Viaja junto a un experto y un fotógrafo de National Geographic que enriquecerán tu viaje con workshops, compartiendo consejos de fotografía y hablando sobre su trabajo para National Geographic.

Visita aldeas tradicionales y conoce pueblos indígenas de Alaska: los Yup’ik, los aleutas, los tlingit, y los Kwakwaka’wakw.

Recorre la remota isla de Chankliut en Alaska, una tierra deshabitada llena de montañas, páramos exuberantes y un conjunto de valles y lagos pintorescos.

Mientras recorres estas tierras remotas, no te pierdas la gran variedad de animales que viven en ellas, como osos pardos, osos grizzly, charranes árticos, focas, ballenas y orcas.

Cuando viajas con National Geographic a Alaska, también ayudas a protegerla, ya que parte de los beneficios de tu expedición se destinan a la National Geographic Society, que trabaja para comprender y proteger las regiones polares de nuestro planeta, entre otros.

Itinerario - 14 Días

1 Nome, Alaska

Comienza tu crucero de expedición en Nome, Alaska, ubicada en la punta de la península de Seward, en el mar de Bering. Esta localidad minera todavía parece una comunidad fronteriza, establecida en el corazón de un terreno salvaje y magnífico. Mientras descubres el patrimonio de la ciudad, aprenderás sobre la famosa carrera del suero que dio lugar a la carrera de trineos de perros de Iditarod, cuya meta se encuentra en la calle principal. Algo no tan conocido es el hecho de que aún se extrae oro en sus playas y que todavía se pastorean renos en la región.

2 Navegación

Durante este día en el mar, aprovecha el tiempo a bordo de L’Austral. Conoce al experto de National Geographic a bordo, con quien podrás aprender sobre Alaska en sus presentaciones o charlando con él mientras os tomáis un café. Mientras tanto, el fotógrafo de National Geographic impartirá presentaciones y workshops para ayudarte a capturar la historia de tu aventura, ya tengas experiencia fotográfica o utilices la cámara del móvil. Aprovecha al máximo las oportunidades de fotografía que encontrarás durante el viaje. También puedes subir a la cubierta superior para admirar paisajes espectaculares: quizá tengas suerte y puedas observar animales marinos en el agua junto a uno de nuestros naturalistas.

3 Isla de San Mateo

La isla de San Mateo, ubicada en el corazón del mar de Bering, se encuentra a más de 320 kilómetros de la aldea alaskeña más próxima, forma parte del Refugio Nacional Marítimo de Vida Silvestre de Alaska (AMNWR, por sus siglas en inglés) y representa el límite sur del área biogeográfica del oso polar. Con sus playas de arena negra y sus altos acantilados, este es el hábitat de anidación perfecto para una serie de aves, entre ellas el frailecillo coletudo, el mérgulo empenachado, el arao de Brünnich, la esquiva gaviota piquicorta y el raro escribano de McKay.

Las observaciones de aves marinas que anidaban en San Mateo durante la expedición de Harriman de 1899 convencieron a Teddy Roosevelt para convertir San Mateo en reserva federal de aves en 1909, precursora de su situación actual como parte de la AMNWR.

Esta isla deshabitada alberga también una plétora de fauna silvestre, como zorros polares e incluso el topillo insular, que quizá tengas la suerte de avistar.

4 Isla de San Pablo, islas Pribilof

San Pablo es la más grande de las Pribilof, ubicada a 386 kilómetros al norte de las Aleutianas, y es conocida como “las Galápagos del Norte” debido a la gran abundancia de fauna que alberga. En la actualidad, hay una comunidad aleuta de 500 habitantes fundada por peleteros rusos en el siglo XVIII, que trasladaron a los aleutas para capturar a los osos marinos árticos que se reproducen en la Isla de San Pablo. Gracias al fin del intercambio comercial de osos marinos septentrionales, hoy las playas están pobladas por colonias de más de 500 000 ejemplares. Además, sus acantilados son el hogar de millones de aves marinas, ya que la isla está rodeada de algunas de las zonas de pesca más fértiles del mundo.

Durante tu visita, puedes presenciar la increíble abundancia de fauna silvestre en el singular paraje volcánico de la isla de San Pablo visitando los acantilados donde viven las aves y las playas donde se aparean los lobos marinos.

5 Dutch Harbour, Unalaska

La isla de Unalaska y su puerto, Dutch Harbour, es una de las escalas más excepcionales del viaje. Se trata del único puerto de aguas profundas de las islas Aleutianas y los paisajes son excepcionales: cimas volcánicas rodeadas de mar y valles verdes exuberantes. Unalaska no es solo una isla con una naturaleza extraordinaria y una fauna variada, sino que también rebosa de historia gracias a la antigua cultura aleuta y por su importante papel en la Segunda Guerra Mundial durante la «guerra olvidada».

Hoy en día, Dutch Harbor es uno de los puertos pesqueros más concurridos del mundo y alberga la famosa flota de pesca de cangrejo gigante que aparece en la serie “Deadliest Catch”. Durante tu visita, aprenderás el papel fundamental que desempeñaron las islas Aleutianas en la Segunda Guerra Mundial, ya que ahí se libraron las únicas batallas en suelo estadounidense. También descubrirás cómo es la vida moderna en este puesto de la industria occidental en la frontera entre el Pacífico y el mar de Bering.

6 Isla Unga

Zarpa en una de nuestras Zodiacs® y explora la isla Unga con nuestro equipo de guías naturalistas. Descubre uno de sus pueblecitos, al que los aleutas llaman Ougnagok, del que quedan muchos vestigios, casas de madera destartaladas repartidas sobre un prado florido y una iglesia de paredes casi desmoronadas, pero cuyo tejado sigue en pie.

Esta aldea albergaba 100 habitantes en el siglo XIX y fue rebautizada Delarof, por Evstratii Ivanovich Delarov. Cuando trabajaba para la compañía Shelikhov-Golikov, fue el primer marinero griego que descubrió las islas Aleutianas. Hoy en día, las adelfillas han dominado este pequeño pueblo fantasma cuyo nombre actual es Unga.

7 Isla Chankliut

En el litoral de la península de Alaska hay una pequeña joya oculta: Chankliut, una isla totalmente deshabitada que ofrece un terreno montañoso, páramos exuberantes y valles cubiertos de leimo dunar.

La isla Chankliut, parte del archipiélago aleutiano, alberga un paisaje singular que puedes visitar y explorar. Camina junto a un lago pintoresco y atraviesa un prado repleto de preciosos acónitos y adelfas. También tienes la oportunidad de explorar el valle colindante y sus antiguas calderas.

8 Navegación

Pasa el día en el mar aprovechando al máximo las instalaciones a bordo de L’Austral. Interactúa con los expertos y fotógrafos de National Geographic, que amplían la información sobre el destino en workshops i presentaciones a bordo. También puedes subir a la cubierta superior para admirar la espectacularidad del paisaje y la fauna de la zona, o dirigirte a la foto-galería para echar un vistazo a las fotos profesionales que se han tomado durante tu viaje hasta ahora. Otra alternativa es ir a la sala de observación para leer una amplia colección de libros y revistas de National Geographic o, si quieres un poco más de privacidad, disfruta de un documental de National Geographic desde la comodidad de tu habitación.

9 Fiordo Tsaa, Icy Bay

Icy Bay, formada por la retirada de los glaciares Guyot, Yahtse y Tyndall en el último siglo, es uno de esos lugares atemporales donde reina un silencio supremo.

Maravíllate ante la belleza espectacular que nos espera mientras disfrutamos de las vistas de la sierra de San Elías. La bahía, de varios kilómetros de ancho, suele estar plagada de icebergs que se deslizan sobre las aguas profundas y transparentes. No te pierdas las focas que viven en estos fiordos y presta atención al sonido del «trueno blanco», producido cuando los glaciares se agrietan y se desprenden miles de toneladas de hielo que caen al agua. Este paisaje compuesto de montañas, hielo y agua te dará una idea de la historia de los exuberantes fiordos del resto del viaje.

10 Sitka

Sitka, situada en la isla Baranof, al oeste del archipiélago Alexander, está encajada a la perfección al pie de majestuosas montañas excavadas por los glaciares que dan al océano Pacífico. Históricamente, Sitka, la «capital rusa de América», se denominaba la París del Pacífico y gobernaba territorios que se extendían hasta California.

El parque nacional histórico de Sitka alberga tótems tallados en cedro rojo, un árbol omnipresente en la región. Estos tótems atestiguan la presencia de los indios tlingit, que pese a haber perdido la batalla de Sitka contra los rusos en 1804 han seguido viviendo por todo el sudoeste de Alaska hasta la actualidad.

Explora las maravillas naturales de la zona, de las imponentes cordilleras montañosas hasta el volcán Edgecumbe cubierto de nieve, mientras las islas repartidas en torno a Sitka se extienden ante tus ojos ofreciendo un espectáculo único de Alaska.

11 Kake

Repartidos por el sudeste de Alaska hay pequeños asentamientos aislados que, aunque apenas reciben visitas, albergan comunidades muy prósperas. Descubre la pequeña aldea tlingit de Kake, en la isla de Kupreanof, que alberga el mayor tótem del mundo. Ubicada en el corazón de los bosques templados del sudeste de Alaska, sus colinas suelen estar envueltas en la niebla que da a la tierra su aspecto frondoso. Este «bosque del salmón» demuestra los vínculos entre el mar, la tierra y los pueblos que la habitan. A medida que los salmones regresan a los ríos, las águilas calvas y los osos negros se alimentan de estos peces que traen nutrientes fundamentales y permiten que los árboles crezcan. Durante nuestra visita, conoceremos a la comunidad Tlingit y tendremos la oportunidad de experimentar de primera mano su rico patrimonio cultural. Quizá tengamos suerte y veamos a algunos de los animales salvajes con los que conviven.

12 Prince Rupert, Canada

Situada en la remota isla de Kaien, Prince Rupert es una pequeña ciudad al norte de la Columbia Británica, en Canadá. La pequeña localidad, fundada en 1910 como terminal del ferrocarril Grand Trunk Pacific y enlace comercial, incorporó las tierras del pueblo tsimshian de la costa, que había ocupado el puerto de Prince Rupert durante 5000 años. Durante tu estancia en Prince Rupert, explora los pintorescos barrios residenciales situados en paisajes majestuosos. El Museo del Norte de la Columbia Británica es un punto destacado del viaje, ya que comparte la historia de los tsimshian en la región.

13 Navegación

Navegando hacia el sur, pasaremos por los hermosos canales de la costa de la Columbia Británica. Con sus aguas resguardadas, paisajes montañosos y bosques frondosos, es una arteria histórica muy importante, utilizada por las Naciones Originarias, explorada por Vancouver y que hasta la actualidad es el enlace principal con Canadá y Estados Unidos. Estas costas boscosas albergan animales impresionantes, como el «oso espíritu», y las orcas habitan sus aguas, por lo que merece la pena salir a la cubierta para intentar avistarlas.

Durante este último día en el mar, aprovecha al máximo las instalaciones a bordo de L’Austral. Charla con el experto y el fotógrafo de National Geographic sobre tu aventura en Alaska para entender mejor a su gente y sus paisajes. En National Geographic creemos que, cuando las personas comprenden el mundo, se preocupan más y se sienten inspiradas a actuar para protegerlo.

14 Bahía Alert y el estrecho de Johnstone

En la costa septentrional de la isla de Vancouver se encuentra la pequeña isla Cormorant, arbolada y rodeada de playas de guijarros. Es el lugar perfecto para practicar senderismo y avistar ballenas. Descubre la cultura y las tradiciones indígenas en Alert Bay, un puertecito pesquero protegido ubicado la parte sur de la isla. La comunidad namgis, que forma parte de las Naciones Originarias kwakiutl, vive en armonía con los otros habitantes del pueblo y podrás compartir su patrimonio cultural a través de los tótems, la Big House y el centro cultural U’mista, que hasta hoy desempeñan un papel importante en la comunidad.

El estrecho de Johnstone es un canal de 100 kilómetros de largo formado por un antiguo lecho glaciar, salpicado por una serie de islas frondosas. Las fuertes corrientes llevan comida a la superficie, por eso los animales acuden a este lugar para alimentarse. Busca águilas calvas pescando, las poblaciones locales de orcas e incluso delfines de costados blancos del Pacífico, que viven en la zona. Sal a la cubierta para intentar avistarlos mientras recorremos estos canales.

15 Vancouver

Termina tu crucero de expedición en la cosmopolita Vancouver. Esta ciudad, ubicada en la Columbia Británica, en la costa oeste canadiense, es la mezcla de dos mundos: las montañas pintorescas rodean los rascacielos del centro de la ciudad.

De la bulliciosa Chinatown al distrito indio, Vancouver es un crisol de culturas del mundo. Explora la Galería de Arte de Vancouver, célebre por exponer las obras de artistas regionales, y conoce las importantes colecciones de las Naciones Originarias en el Museo de Antropología. No te pierdas la Granville Island Jetty, un área industrial revitalizada con galerías, restaurantes y un gran mercado.

Mostrar más

Te estamos redirigiendo a una web externa

Por favor, lee la política de privacidad de la web externa para entender el tratamiento de tus datos personales.

Continuar

Te estamos redirigiendo a una web externa

Por favor, lee la política de privacidad de la web externa para entender el tratamiento de tus datos personales.

Continuar