Olvida todo lo que sabes sobre la Antártida. A bordo de Le Commandant Charcot, un nuevo buque de lujo diseñado para la exploración polar, alcanzarás las regiones más aisladas y remotas del planeta, y las explorarás como nunca se ha hecho antes.

La tecnología puntera de Le Commandant Charcot, incluyendo su propulsión híbrida combinando gas natural licuado (GNL) y generadores eléctricos, supera con creces las normativas de sostenibilidad para minimizar nuestro impacto en las regiones que visitamos.

Únete a este crucero de expedición sin parangón al sur del círculo polar antártico para llegar a dos de los lugares menos visitados del mundo: la isla Pedro I y la isla Charcot. Viajarás al sur junto a un fotógrafo y un experto de National Geographic, que con presentaciones, workshops y pequeños debates te ayudarán a entender y profundizar en el significado de tu viaje, y te enseñarán a capturar la historia de esta expedición increíble con tu propia cámara o smartphone.

Zarpa de Ushuaia, en Argentina, y atraviesa el legendario paso Drake y el círculo polar antártico para llegar a algunas de las islas más remotas de la Antártida, descubiertas por el célebre explorador Jean-Baptiste Charcot, durante su viaje de exploración de 1908-1910.

Visitaremos la isla Detaille, una isla pequeña que alberga una base de investigación británica histórica, antes de navegar al sur por el Gullet, un canal estrecho que suele estar plagado de témpanos de hielo e icebergs, y continuaremos hacia la isla Pourquoi Pas y la bahía Margarita.

Desde la bahía Margarita, navegaremos hacia el oeste, adentrándonos en el mar de Bellingshausen para visitar la isla Charcot. Esta isla remota fue descubierta en 1910 por Jean-Baptiste Charcot, quien la llamó como su padre. Nuestra aventura continúa hacia el oeste, en la isla Pedro I. Esta pequeña isla volcánica se considera una de las más remotas de la Tierra. Aunque se descubrió en 1821, nadie consiguió desembarcar en ella hasta 1929. Desde aquel momento, pocas personas han visitado este destino remoto y salvaje.

Al final de tu viaje, reflexiona con el experto y el fotógrafo de National Geographic sobre las experiencias que habéis compartido en esta travesía y cómo os han influido. En National Geographic creemos que, cuando las personas comprenden el mundo, se preocupan más y se sienten inspiradas a actuar para protegerlo.

Este crucero de expedición se realiza a bordo de Le Commandant Charcot de PONANT.

Somos invitados privilegiados en estas tierras remotas y estamos a merced de las condiciones meteorológicas, mareales, del hielo y de las corrientes. No podemos garantizar el desembarco en determinados lugares ni la observación de determinados animales salvajes. Esto convierte cada crucero National Geographic en una experiencia única.

Noche en Santiago + vuelo Santiago/Ushuaia + traslados + vuelo Ushuaia/Santiago

Puntos destacados del viaje

Viaja con un fotógrafo de National Geographic que te ayudará a inmortalizar la fauna y los paisajes espectaculares de la Antártida en workshops y charlas, y estará disponible para sesiones individuales de fotografía.

Viaja con un experto de National Geographic, que te hablará de la historia de la National Geographic Society en la Antártida y te permitirá descubrir las islas más allá del círculo polar antártico a través de la lente de National Geographic.

A bordo de Le Commandant Charcot, un buque de lujo único diseñado para la exploración polar, cruza el círculo polar antártico, un punto clave de nuestro viaje (ya que la mayoría de los visitantes de la península antártica nunca llegan tan al sur), y explora las islas más remotas del planeta como nunca se ha hecho antes.

Acércate a la fauna de la Antártida en las salidas en Zodiac® y los desembarcos. Podrás ver varias especies de pingüinos, focas, ballenas y aves.

Cuando viajas con National Geographic a la Antártida, también ayudas a protegerla, ya que parte de los beneficios de tu expedición se destinan a la National Geographic Society, que trabaja para comprender y proteger las regiones polares de nuestro planeta, entre otros.

Itinerario - 15 Días

1 Ushuaia, Argentina

Empieza tu viaje en Ushuaia, la capital de la provincia de Tierra del Fuego en el sur de Argentina. El contraste de las casas coloridas sobre las montañas hace de esta ciudad un lugar único. Si tienes tiempo, descubre la historia natural e indígena de Tierra del Fuego en el Museo del Fin del Mundo, explora el parque nacional o navega por la bahía de Ushuaia para disfrutar de las mejores vistas de la ciudad y ver lobos marinos y pingüinos de Magallanes. Tras embarcar y acomodarte en Le Commandant Charcot, el barco navegará por el canal Beagle para comenzar tu viaje hacia el sur.

2-3 Travesía por el paso Drake

El paso Drake es la ruta más corta a la Antártida, y se sitúa entre el Cabo de Hornos y las Islas Shetland del Sur. Alberga una fauna marina muy singular y diversa, ya que es el lugar donde las corrientes frías del Polo Sur se encuentran con las aguas ecuatoriales más cálidas, lo que lo convierte en un viaje a veces turbulento, pero vale la pena por lo que nos espera cuando llegamos a la Península Antártica.

Durante la travesía, alza la vista al cielo, donde a menudo verás albatros siguiendo el barco. El albatros viajero es el ave viva de mayor envergadura (3,1 metros) y es capaz de sobrevolar la superficie del agua durante horas sin necesidad de mover las alas.

El cruce del paso Drake es un momento ideal para conocer al fotógrafo y al experto de National Geographic, y practicar tus nuevas habilidades en cubierta inmortalizando a los albatros. También puedes relajarte leyendo en la sala de observación mientras disfrutas de las vistas.

El Líder de la Expedición presentará las reglas de conducta de la IAATO que deben seguirse durante los desembarques en la región y explicará todo lo que necesitas saber acerca de las salidas en Zodiac®.

4 Travesía por el círculo polar antártico y la isla de Detaille, Antártida

Hoy cruzamos el círculo polar antártico, situado a 66°33’ al sur del ecuador. Se trata de una experiencia que pocos afortunados han vivido y será un momento memorable de tu expedición polar. Esta línea también marca el punto desde el que es posible ver el sol de medianoche durante el solsticio de diciembre. En este círculo, el sol permanece sobre el horizonte durante 24 horas seguidas al menos una vez al año.

La isla Detaille se encuentra en la costa de Loubet, en el estrecho de Crystal. Se trata de un islote resguardado que alberga una base de investigación abandonada, la Base W, utilizada por la Prospección Antártica Británica. La base se fundó en 1956, pero la abandonaron en 1959 porque el hielo inestable que rodeaba la isla impidió que llegaran los barcos con suministros. La Prospección Antártica Británica volvió a utilizar la base entre 1996 y 1997, y en 2009 la declararon monumento histórico.

En la actualidad, el Antarctic Heritage Trust del Reino Unido se encarga del mantenimiento de la base, que sigue en buen estado. Las puertas permanecen abiertas para que los viajeros puedan visitarla y retroceder en el tiempo. Aún pueden verse muchos de los objetos originales que dejó el equipo de investigación: revistas, utensilios de cocina y diversos objetos científicos, como libros de texto.

La travesía por el círculo polar antártico está sujeta a las condiciones meteorológicas.

5 El Gullet y la isla Pourquoi Pas

El Gullet, situado en el extremo meridional de la península antártica, es un canal que suele estar lleno de hielo y que ofrece vistas espectaculares y aguas claras. El primer explorador que pasó por este canal angosto entre la isla Adelaida y la tierra de Graham fue Jean-Baptiste Charcot en 1909, quien trazó su posición. En 1936, una expedición británica dirigida por John Rymill volvió a la zona. En este paraje mágico se grabaron algunas de las primeras imágenes submarinas de la Antártida durante la expedición de cuatro meses de Philippe Cousteau, entre 1972 y 1973.

Pasado el Gullet, Le Commandant Charcot pondrá rumbo a la montañosa isla Pourquoi Pas, situada al norte de la bahía Margarita, entre la tierra de Graham y la isla Adelaida. Pourquoi Pas también fue bautizada y explorada por Jean-Baptiste Charcot, que la descubrió a bordo de su barco Le Pourquoi Pas? en su segunda expedición a la Antártida, entre 1908 y 1910. La isla está llena de fiordos estrechos y montañas nevadas, y alberga colonias de pingüinos de Adelia.

6 Bahía Margarita

La bahía Margarita es una de las regiones más bellas de la Antártida. Linda con la montañosa isla Adelaida al norte, con el canal Jorge VI y la isla Alejandro I al sur, y la costa Fallières al este.

Charcot bautizó la isla con el nombre de su mujer en su segunda expedición a la Antártida. En 1909, durante el verano del hemisferio sur, cuando los cielos están más despejados, dirigió una importante misión científica para cartografiar y estudiar la región. La bahía alberga muchos cetáceos y quizá tengas la oportunidad de ver focas leopardo y pingüinos de Adelia.

7-8 Isla Charcot

Cuando Jean-Baptiste Charcot descubrió la isla, el hielo impidió que se acercara a más de 64 kilómetros. La isla sigue siendo un enigma, ya que se encuentra en una zona con muchos sistemas de bajas presiones y suele estar nublada. Está cubierta de hielo y acantilados, salvo por los afloramientos de roca del extremo noroeste, que se extienden más de doce kilómetros.

En los últimos años, el hielo de la parte más angosta del estrecho Wilkins se ha agrietado, lo que ha separado la isla de su vecina, la isla Alejandro I, que se encuentra a 50 kilómetros. Pocas personas han pisado esta isla virgen, pero las aves marinas y los otros animales salvajes que la habitan pueden verse desde el agua.

9-10 Isla Pedro I

Proseguimos hacia la isla Pedro I, descubierta en 1821 por el explorador ruso Fabian Gottlieb von Bellingshausen, que la bautizó en honor al zar ruso Pedro el Grande. En 1909, el capitán Charcot la avistó por primera vez desde el Pourquoi Pas?, pero no pudo desembarcar. Considerada una de las islas más remotas de la tierra, nuestro objetivo es desembarcar.

Una capa de hielo cubre el 95 por ciento de esta isla volcánica deshabitada. Su pico más elevado mide 1640 metros y está protegido por acantilados de 40 metros de alto, lo que dificulta acercarse por mar.

11 Navegación

Cuando regresemos hacia la península antártica, atravesaremos el mar de Bellingshausen y seremos unas de las personas más aisladas del planeta. Este escenario ofrece una oportunidad única para hablar con el experto de National Geographic y reflexionar sobre las experiencias que habéis compartido en el viaje y cómo os han cambiado. En National Geographic creemos que, cuando las personas comprenden el mundo, se preocupan más y se sienten inspiradas a actuar para protegerlo.

12 El Gullet, Antártida

De nuevo, tendrás la oportunidad de atravesar el Gullet, un canal que suele estar lleno de hielo, con vistas espectaculares y aguas cristalinas, situado en el extremo meridional de la península antártica. El fotógrafo de National Geographic a bordo puede darte consejos sobre cómo capturar imágenes subacuáticas, siguiendo los pasos de Philippe Cousteau durante su expedición de cuatro meses a la Antártida entre 1972 y 1973.

13-14 Travesía por el paso Drake

Cuando crucemos otra vez el paso Drake, dejaremos atrás los paisajes y la fauna de la Antártida. Sal a la cubierta superior para observar las aves marinas que vuelan junto a nosotros y busca a los albatros que planean sobre la superficie del agua. Esta zona turbulenta está llena de vida porque la mezcla de corrientes oceánicas lleva comida a la superficie.

Durante este día en el mar, deja que el fotógrafo de National Geographic te aconseje sobre cómo elegir entre tus muchas fotos o practica tus nuevas habilidades inmortalizando a los albatros en cubierta. Visita la foto-galería para echar un vistazo a las fotos profesionales que se han tomado durante tu viaje hasta ahora.

Este es tu último día en el mar, así que aprovecha las instalaciones a bordo del barco más nuevo de la flota, Le Commandant Charcot, y habla con el equipo de la expedición para conocer las características de sostenibilidad de este buque.

15 Ushuaia, Argentina

Tu aventura antártica termina en Ushuaia, la ciudad más meridional del mundo. La localidad era una sede de misioneros, una colonia penal y una base naval, pero hoy en día es un destino turístico muy popular que ofrece actividades como senderismo, excursiones, esquí o viajes en barco. Cuando el avión despegue de la pista, echa un último vistazo a los vastos paisajes que dejas atrás mientras regresas de una de las regiones más remotas del planeta.

Mostrar más

Te estamos redirigiendo a una web externa

Por favor, lee la política de privacidad de la web externa para entender el tratamiento de tus datos personales.

Continuar

Te estamos redirigiendo a una web externa

Por favor, lee la política de privacidad de la web externa para entender el tratamiento de tus datos personales.

Continuar