Japón es un festival para los sentidos, desde sus vibrantes y ultramodernos barrios de luces de neón hasta sus sosegados templos sobre bucólicas colinas. Vivid de primera mano la excitante mezcla de modernidad y tradición explorando la deslumbrante Tokio, la imperial Kioto y la ciudad de montaña de Nagano. Deambulad por templos budistas y sintoístas, practicad sumo y lucha con espadas samurái y probad exquisiteces culinarias aromatizadas con wasabi. En el fascinante país del anime, los monos de las nieves y los trenes de alta velocidad, siempre hay algo que hará las delicias de cada miembro de la familia.

Puntos destacados del viaje

Maestros de kembu, Gain an understanding of kembu, an ancient martial art form that honours the culture of the samurai. Watch masters practice this delicate combination of dance and swordplay and learn Japanese sword techniques which were said to build a samurai’s courage and improve concentration.

Itinerario - 11 Días

Día 1 Tokio

Llegada en cualquier momento. Reunión de bienvenida por la noche con los compañeros de viaje. El traslado de llegada está incluido.

Día 2 Tokio

Hoy, conoceremos Tokio desde la perspectiva de los lugareños, viajando en transporte público. Descubrid el lado tradicional de la ciudad con una visita al sosegado santuario de Menji Jingu, dedicado al espíritu del Emperador Meiji. A continuación, dirigíos hacia las bulliciosas calles del distrito de Harajuku donde la moda urbana kitsch-kawaii y las pelucas de color de caramelos son la orden del día. Más tarde, emprended camino hacia la parte vieja de la ciudad para una clase de tambores taiko. Escuchad cómo se fabrican estos tradicionales tambores de madera y aprended tres tipos de técnicas para tocarlos. Poned en práctica los conocimientos que acabáis de aprender en una actuación en grupo, y luego quedaos pasmados ante una exhibición de profesionales.

Día 3 Tokio

Aprended los secretos de la longevidad japonesa en una clase de cocina sobre la gastronomía de Okinawa, la isla japonesa famosa por tener la esperanza de vida más alta del mundo. Preparad una selección de platos con los ingredientes típicos y conoced los beneficios de cada uno de ellos. Los boniatos son una gran parte de la dieta de Okinawa, así como las algas, el pescado, el arroz y toda una serie de hierbas aromáticas y especias. Saboread vuestro nutritivo almuerzo y pasad el resto del día descubriendo Tokio a vuestro antojo.

Día 4 Tokio/Nagano

Por la mañana, haremos un curso rápido del deporte nacional de Japón: ¡el sumo! Iniciaos en este explosivo arte marcial, que tiene su origen en un ritual religioso de más de mil años de antigüedad. Aprended cómo es la rigurosa rutina y la apabullante ingesta de calorías de estos luchadores y salid de la actividad con vuestro nombre escrito a mano con caracteres kanji. Más tarde, viajad a Nagano, la bella ciudad de montaña que albergó los Juegos Olímpicos de invierno de 1998. Alojaos en un ryokan (un hostal tradicional japonés) ubicado a las afueras de la ciudad, en la ciudad balneario de Shibu Onsen.

Día 5 Nagano-shi

Nagano es el hogar del macaco japonés, o mono de las nieves, una de las pocas especies de primates que puede sobrevivir a temperaturas bajo cero. Dirigíos a Jigokudani Yaen Koen (el Parque de los Monos de las Nieves) para ver a estos peludos simios brincando entre las rocas o bañándose en una de las piscinas termales, procedentes de manantiales naturales. A continuación, regresad a Nagano para explorar el templo budista de Zenkoji del siglo VII, el hogar de la primera estatua de Buda traída a Japón.

Día 6 Nagano-shi

Viajad a Matsumoto para visitar uno de los castillos más apreciados de Japón. La fortaleza de Matsumoto, conocida como el «castillo cuervo» por su imponente exterior todo negro, data del siglo XVI y antaño fue una edificación defensiva de los samuráis, la élite militar japonesa. Más tarde, nos dirigiremos a una granja de wasabi para aprenderlo todo sobre este ardiente condimento japonés y su laborioso cultivo. Si queréis, podéis probar una variedad de productos de wasabi, como wasabi encurtido, galletas saladas, fideos, zumo... incluso chocolate y helado de wasabi. Y si sois lo bastante atrevidos, tomad un bocado de wasabi en su estado más puro: ¡fresco!

Día 7 Nagano-shi/Kyoto

Subid al tren bala hacia Kioto, que fue la capital imperial de Japón durante más de un milenio. Adentraos en las perfumadas callejuelas del mercado de Nishiki, uno de los mercados de comida más populares de la ciudad. Probad especialidades locales como la codorniz a la parrilla, las rosquillas de leche de soja, el helado de sésamo y muchos otros, que transportarán vuestras papilas gustativas a una montaña rusa culinaria. Por la noche, atreveos a visitar Gion, el famoso distrito de las geishas de Kioto. Mientras recorréis sus calles iluminadas por faroles, puede que consigáis ver a una geisha, una tradicional animadora de fiestas masculinas reconocible por su peculiar maquillaje.

Día 8 Kyoto

Por la mañana, visitad el santuario de Fushimi Inari, situado justo a las afueras de Kioto. Este hermoso santuario, dedicado al dios sintoísta del arroz, es famoso por sus Senbon Torii: un impresionante sendero con arcos pintados de bermellón. Más tarde, asistid a otra clase de cocina repleta de diversión: arremangaos para preparar un bol calentito de humeantes fideos ramen.

Día 9 Nara

Pasad el día descubriendo la antigua Nara, donde se ubicaba la primera capital de Japón a principios del siglo VIII d.C. Sumergíos en los ornamentados salones del templo de Todaji y contemplad la estatua de bronce de Buda más grande del mundo, de aproximadamente 15 metros de altura. En Kasuga Taisha, el santuario más admirado de Nara, pasead por pasarelas bordeadas por cientos de faroles de piedra y bronce, y deambulad entre los jardines del Parque de Nara, donde campan a sus anchas rebaños de ciervos semidomesticados. Echadles un vistazo a las tiendas y las galerías del distrito de Naramachi antes de regresar a Kioto.

Día 10 Kyoto

Por la mañana desatad a vuestro guerrero interior con una clase de lucha de espadas samurái. Aprended a blandir una espada japonesa y sed testigos de un inolvidable espectáculo de maestros del kembu, o danza de espadas. Por la tarde, explorad el pintoresco templo de Kiyomizudera, encaramado en la cima de una colina junto a unas cascadas sagradas. Aquí tendréis un montón de posibles actividades: hacer sonar gigantescos cuencos de rezo, tomar un sorbo de agua sagrada (se dice que concede deseos) o acumular el valor para atravesar el Tainai Meguri, un túnel subterráneo sin luz que simboliza el viaje del visitante hacia la iluminación. Por la noche, brindad por vuestra aventura en Japón en una cena de despedida.

Día 11 Kyoto

Salida en cualquier momento.

Mostrar más

Te estamos redirigiendo a una web externa

Por favor, lee la política de privacidad de la web externa para entender el tratamiento de tus datos personales.

Continuar

Te estamos redirigiendo a una web externa

Por favor, lee la política de privacidad de la web externa para entender el tratamiento de tus datos personales.

Continuar